Frank’s White Canvas: Imagen y sonido en perfecto equilibrio


El dúo femenino Frank’s White Canvas vuelve a Chile después de su segundo tour por Europa. La convocatoria fue para presentar oficialmente su primer disco “Your life, your canvas”, producido por el inglés Dimitri Tikovoi (Placebo). Habiendo lanzado anteriormente 3 EP avalados por la crítica nacional e internacional, las chilenas pisaron la Sala Metrónomo por primera vez en un evento familiar de primera calidad. A las 18:05 comienza el show en máxima tensión. Comienzan las gráficas y la primera canción. “Sleep, Work, Eat” abre el telón de lo que sería un gran espectáculo. El single lanzado como primicia del disco muestra desde un comienzo que la sala está repleta de fanáticos muy fanáticos de FWC.  Pancha se para en la tarima, la cual tenía una altura considerable (estoy completamente agradecida de esto). Podemos ver su característico brazo en morado. Comienza “Grey Devenir”.

Con lobos, bosques, las clásicas manchas de pintura en blanco y negro y tonalidades rojas en las gráficas, Karin Aguilera se luce con un poder vocal ejemplar. Cabe destacar que a pesar de que debe mantenerse detrás de un atril de micrófono, su desplante e imponencia es capaz de acaparar el escenario completo.  A estas alturas ya es algo clásico que FWC toque algún cover de sus canciones favoritas. “I’m not okay” de My Chemical Romance cuidadosamente versionada revivió la nostalgia en varios de los asistentes.  Karin, en chaqueta blanca con negro y botines rojos agradece al público por la convocatoria. Con cambio de guitarra incluido, una canción anteriormente tocada en vivo “Play” suena a modo de classic power ballad. Con menos melodías al fondo, se podía apreciar la pulcritud de ejecución de las chicas y la perfecta ecualización del sonido en el local.

Pancha no pierde ni un solo segundo para hacer contacto con la gente. Suenan platillos y el pad electrónico que da el inicio a “Secret Garden”. Con un videoclip distinto al que conocemos ( y a propósito, mis felicitaciones al equipo audiovisual, se pasan! ), fue una de las canciones más coreadas del show. A modo de acotación puedo decir que fue la canción donde más hizo falta la primera guitarra on stage.  Cambio de outfit con un poco más de luz, chaquetas blancas. Suena el último single “One by One”. Este es ese tipo de canciones que escucho por primera vez y digo “tengo que escucharlo en vivo”. Recién salido del horno. Cautivante y exigente. Es más tranquila que de costumbre pero con mayor dificultad vocal. Evidencia el crecimiento musical, Karin mejor que nunca y Pancha cada vez marcando más los coros, aprovechando una voz muy adecuada para el dúo.   Al final de la canción, Torés ya rebotaba en su característico sillín con resorte que le permite mayor desplante en su reducido espacio (y claro que resulta!). Karin menciona lo personal de la canción recién tocada, y agradece que les (nos) haya gustado tanto.

Segundo cover, “Chandelier” de Sia comienza para reafirmarnos que cualquier canción al estilo “Frank’s white canvas” puede sonar bien.  Seguida de “Wake up”, otro clásico coreado. Karin puede apoderarse del micrófono y se despoja del atril para recorrer el escenario. Pancha tira sus baquetas entre luces rojas y blancas y termina la segunda parte del show.   Cambio de outfit a negro y un set acústico. Ambas sentadas al centro del escenario, Pancha en las cuerdas. Con un ambiente muy tranquilo interpretan “Damage”. Entre arpegios, claridad, matices y un inglés de primera, FWC revienta en aplausos el venue.

Como primicia, interpretan la canción “Not enough”, una maqueta que no quedó en el disco final. “ Esta canción es sobre los soñadores que se paran sobre las injusticias de la vida, nos hace sentido con lo que estamos viviendo mundialmente, el despertar, depende de los soñadores hacer el cambio”. Siendo especialmente atendida por el público, la despiden con ovación.  Para quienes aprecian la vida de una mascota y su trascendencia, “Tuesday Morning”, single que ganó premios “Escuchar” el año pasado, emocionó a gran parte del público. Una balada de amor hacia nuestros más fieles compañeros.   Ya para comenzar a cerrar, “Good rebel” suena como si fuese un hit de hace años. Con Karin y Pancha sin poder despegarse su encantado público. Sin perder ni un poco de potencia, nos muestra lo bien que le ha hecho Europa a la banda.

La penúltima canción fue un tema nuevo, presentado por Karin, llamando a “Aceptarse, somos libres de amar a quienes queramos amar”. Before it collapse coreaba a pulmón en el coro de la canción.  Para cerrar. Uno de sus temas más escuchados, “Let it go”, comienza con el fino redoble de Pancha. El calor se siente más que nunca, y la satisfacción de haber entregado un show impecable se ve en las caras de Francisca Torés y Karin Aguilera. En mi humilde opinión, uno de los mejores shows nacionales del año.  Como bonus track, quiero mencionar lo mucho que se aprecia la humildad de las chicas. Aún con incidentes cerca del local en Bellavista, se mantuvieron hasta el final, hablando y saludando a todos y cada uno de los asistentes y fans.   Se agradece poder vivir el ascenso de quienes marcarán una nueva era de música y rock chileno. Frank’s White Canvas llegará lejos, no me cabe la menor duda.

By Rocío Belén