[Review] Volbeat – Let’s Boogie! Live from Telia Parken

Durante el Lollapalooza del 2018 tuvimos la suerte de tener a Volbeat por partida doble, tanto en el festival en sí como en un show propio previo al mismo, y la banda venía en el que probablemente sea su mejor momento hasta la fecha, con un 2017 en donde no solo giraron promocionando su último álbum, sino que también estuvieron de tour junto a Metallica y luego de dicho tour coronaron todo con una presentación a tablero suelto en su natal Dinamarca, repletando el Telia Parken en Copenhague, en donde se inscribieron en los libros de historia locales siendo la primera banda danesa en tocar frente a cerca de 50.000 fanáticos en dicho recinto. Y precisamente ese show fue el que decidieron inmortalizar en el que puede considerarse el mejor de los registros en vivo que llevan hasta la fecha, “Let’s Boogie! Live from Telia Parken”.

Al igual que en su último disco de estudio, “The Devil’s Bleeding Crown” es la encargada de abrir los fuegos, desatando una locura que se mantendrá a lo largo de las 26 canciones que conforman el registro. “Heaven nor Hell” y “Radio Girl”, a estas alturas dos clásicos de la banda, continúan con un registro que no da espacios para la especulación, tal como “Lola Montez”, canción que hace cantar a todo el estadio tan solo al comenzar. “Let it Burn” trae consigo la primera de las sorpresas, ya que al igual que en el álbum cuenta con la presencia de Mia Maja en los coros.

La potencia de “Doc Holiday” da paso a un momento clásico en las presentaciones de Volbeat, con toda esa aura que rodea a “Sad Man’s Tongue”, una de las canciones que mejor resaltan las influencias que poseen Michael Poulsen y compañía. Con la movida “16 Dollars” se da paso a la poderosa “7 Shots”, en donde se dejan caer Mille Petrozza acompañado de Rod Sinclair, este último cumpliendo el rol que Michael Denner realiza en la versión de estudio del tema. “Fallen” debe ser una de las canciones con mayor importancia para Poulsen en lo personal, y eso queda de manifiesto cada vez que la interpreta en vivo, lo cual en esta oportunidad queda patente.

La breve pero poderosa “Slaytan” se deja caer para dar paso a “Dead But Rising”, seguida por la majestuosa “Goodbye Forever”, otra de esas canciones que dejan claro que Volbeat tiene su estilo propio, más allá de las críticas que se les puedan haber hecho al comienzo de su carrera, los daneses patentaron una forma de hacer música que los ubica en un lugar hecho por y para ellos, el cual les ha servido para afianzar su carrera y poder codearse con muchos de los nombres más importantes del Metal a nivel mundial.

“Maybellene I Hoftenholder” es otra muestra de la mezcla de sonidos que caracterizan a Volbeat, y contrasta agradablemente con la más pesada “The Everlasting”, otra sorpresa de la noche al ser un tema absolutamente nuevo. Para “For Evigt” vuelven a escena Mia Maja y Rod Sinclair, esta vez acompañados por Johan Olsen, todo para interpretar una de las canciones que más le recuerdan al mundo las raíces danesas de la agrupación. Y si dentro de esta fiesta la presencia de amigos invitados de la banda estuvo a la orden del día, en “Evelyn” no podía estar ausente Mark “Barney” Greenway, en donde el hombre de Napalm Death dio muestra nuevamente que Volbeat se mueve por todo el amplio espectro del Metal.

“Lonesome Rider”, “Seal the Deal” y “The Garden’s Tale”, esta última nuevamente con la presencia de Olsen, continúan la presentación en la cual se deja caer otro invitado especial, un hombre de la casa con quien habían compartido durante el último tour, ya que es Lars Ulrich quien se ubica en la batería para dar vida a “Guitar Gangsters & Cadillac Blood” y luego un regalo con “Enter Sandman”, en donde Rob Caggiano simplemente se luce en guitarra.

La última parte del show con cuatro de los mejores temas de Volbeat, “A Warrior’s Call” junto a Mikkel Kessler, “Black Rose” con Danko Jones, y “Pool of Booze, Booze, Bozza” y “Still Counting”, cerrando un registro que posiciona a los daneses de manera definitiva en lo más alto del Metal mundial, un álbum que hace justicia a todo el poderío y la energía que la banda suele demostrar en vivo, con un sonido simplemente impecable. Un álbum totalmente recomendado tanto para los fans más acérrimos de la banda, como para aquellos que siempre han tenido sus dudas sobre su música. No diré que Volbeat es parte del recambio de grandes bandas del Metal, pero que no les quepa duda de que se han labrado a pulso la posición de la cual hoy en día gozan. La banda danesa de Metal más grande desde Mercyful Fate, jugaron de locales y ganaron por goleada, yo todos tenemos la oportunidad de ser testigos de ello.

By Basa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s