[Review] Slash – Living The Dream

Cuatro años han pasado desde que Saul Hudson, mejor conocido como Slash, nos entregó su última placa de estudio, World On Fire. Posteriormente su carrera solista se congelaría debido a la anhelada reunión de Guns N’ Roses con la que muchos soñaron y que vino con una maratónica gira mundial. Así que era natural que el crespo guitarrista tuviera las ganas de meterse al estudio y realizar un trabajo bajo sus propios tiempos.

Sin más preámbulos, los fuegos se abren con The Call Of The Wild, canción que va directo al mentón y que nos hace mover la patita de inmediato, un excelente comienzo. Luego se comienza a sentir el groove de Serve You Right, con una vibra muy ochentera y con un Myles Kennedy que se adapta de gran manera a la canción. Con el inicio de My Antidote pareciera que el guitarrista nos quiere llevar a pasajes más desconocidos y modernos, sin embargo, remata con un riff muy vieja escuela y desenfrenado, fiel a su estilo.

La intensidad sigue con la fiestera Mind Your Manners, para bajar abruptamente con Lost Inside The Girl, donde se intenta hacer algo diferente a lo mostrado hasta esta altura del disco, pero no termina de convencer del todo, sin embargo, Slash sabe que con un gran solo puede salir del apuro.

Quizás el gran problema de este álbum es el exceso de canciones. Slash presenta doce canciones y hay un puñado que perfectamente pudieron haber quedado fuera de la producción final, tal es el caso como Slow Grind, Sugar Cane o The Great Pretender, que busca lograr una atmósfera parecida a Still Got The Blues del gran Gary Moore, pero fallando en el intento. Sin embargo, aún nos quedarían un par de buenas canciones, como es el caso de Driving Rain, el primer adelanto del álbum, donde los Conspirators suenan sólidos, al igual que Myles Kennedy en unos coros muy pegajosos y Slash muestra todas sus facultades para lograr uno de los mejores temas de la placa. Ya hacia el final, encontramos Boulevard Of Broken Hearts (no confundir el título con la canción de Green Day), donde la melancólica melodía y su intensidad logran un cierre redondo para esta nueva producción.

Slash nos entrega una placa fiel a su estilo más purista. Canciones rocanroleras y muy directas. Se extraña que haya un poco más de ambición para salir de la fórmula que ha seguido durante su etapa solista, sin embargo, sería injusto decir que el guitarrista ya no es capaz de sacar buenas canciones, porque aquí hay varias muy sólidas.

By Mato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s