[Review] Nick Cave & The Bad Seeds en Chile: Cuando Nos Volvemos Creyentes

No es fácil hablar de Nick Cave. Hoy en día debe ser una de las figuras más complejas de la música, tan versátil que te puede llevar al estado de locura más demente, hasta dejarte totalmente vulnerable con un suave susurro. El australiano nos visitaba con una de sus giras más exitosas, algo difícil de dimensionar, debido a toda adversidad que existía previamente. Recordemos que un año antes del lanzamiento de “Skeleton Tree”, su última placa y la cual está promocionando, Cave sufrió la pérdida de su hijo de 15 años, quién se precipitó por un acantilado debido a los efectos del LSD. Se creyó incluso que la carrera del cantautor estaba en riesgo debido a esta tragedia, pero él mismo se ha dado el tiempo de señalar que esta gira le salvó la vida. Y si nos remontamos aún más, hace 22 años, es posible recordar la hasta entonces única visita de Nick Cave al país, en el marco del festival Crazy Rock y donde fue sufrió de una lluvia de escupos e insultos por parte del público, que tenía más intensiones de ver a Cypress Hill que otra cosa, llevando a finalizar abruptamente su show, una vergüenza.

Nick Cave 3 (DG Medios)

Pocos fueron los afortunados de verlo aquella vez y miles más cruzaban los dedos para que el australiano pisara nuevamente suelo nacional. Todo eso se cumplió el viernes 5 de Octubre en el Teatro Caupolicán, el mismo recinto de aquel fallido show de 1996. Con cinco mil personas repletando el recinto se apagan las luces y entran los Bad Seeds, encabezados por el gran Warren Ellis. Comienza el sintetizador de “Jesus Alone” y en la oscuridad se desliza aquella figura delgada, alta y vestida de negro. El teatro se viene abajo de inmediato, a nadie le importó que en la cancha hubiese sillas, la fanaticada se agolpó como una avalancha en el borde del escenario. Nick Cave le canta a cada una de las personas que está al borde de la tarima, a escasos milímetros. Tónica que siguió durante “Magneto”.

Sin embargo, en la tercera canción llegaría una sorpresa mayúscula que no había sonado durante este año. Empiezan los primeros acordes de “Higgs Boson Blues” y el grito fue ensordecedor. Cave yendo de un lado a otro del escenario, abalanzándose contra su público mientras les pregunta de manera desgarradora “Can you feel my heartbeat!!” y deja que les pongan las manos en su pecho. Muchos ya tenían claro que estaban viviendo el mejor concierto de sus vidas. Pero esto estaba recién comenzando. “I’m gonna tell you abut a girl!” escuchamos y comienza la locura llamada “From Her To Eternity”, donde Warren Ellis agarra por primera vez su endemoniado violín y comienza el caos. La intensidad estaba al límite y nadie en el escenario tenía intenciones de bajarla. Se escucha la pegajosa línea de bajo de “Do You Love Me?” y el Caupolicán a esta altura está entregado a merced de Nick Cave y la sensualidad que derrocha para hipnotizar a las primeras filas. Lo mismo pasa con la poderosa “Loverman” y “Red Right Hand”. Sí, tres canciones del inmenso “Let Love In” al hilo y la noche ya era apoteósica.

Nick Cave 5 (Concierto.cl)

Pasados 40 minutos del concierto, el australiano nos lleva a un ambiente más íntimo con “The Ship Song” e “Into My Arms”. Con una voz quebradiza recita cada uno de esos melancólicos versos y nos transmite una felicidad tremenda, que lleva a varios a emocionarse hasta las lágrimas. Y es que la conexión de Cave con el público es algo único, el hombre se entrega en cuerpo y alma a sus fanáticos. Y así como en “Tupelo” se abalanza hasta quedar suspendido en sus brazos y ellos lo empujan para que vuelva al escenario.

El show entra en recta final con la inmensa “Jubilee Street”, canción que apenas tiene cinco años y a esta altura es un clásico del catálogo del australiano, donde la intensidad sube de a poco, hasta que nos grita “I’m transforming, i’m vibrating, look at me now!”, con la cancha saltando y los Bad Seeds dándolo todo. El crudo violín de “The Weeping Song” y comienza el karaoke masivo. Nick Cave se abre paso al medio de la cancha como un mesías entre sus fanáticos, hasta llegar a una pequeña tarima delante de la mesa de sonido y comenzar con las características palmas y completar la experiencia religiosa. Sin embargo, falta el lado más maligno del show, el momento de invocar al bad motherfucker calledStagger Lee”. Y si no fuese suficiente, Cave permite que se suba una treintena o más de fanáticos compartir con la locura, donde hay que destacar al brazo derecho del cantante, al gran Warren Ellis. Durante todo el concierto fue alabado por el respetable y en esta canción destruye el recinto con su violín, que nadie sabía si iba a romperse ante tanta furia, pero lo que sí fue un momento bestial. Y en lo opuesto, “Push The Sky Away” nos sometió a un trance que nos hizo soñar despiertos, hasta que Cave y compañía se despiden.

Nick Cave 2 (Concierto.cl)

Nadie podía quedar disconforme frente a lo que se había visto, nadie pensó el nivel que llegaría. Pero al predicador vestido de negro aún le quedaban cartas bajo la manga. Dos grandes clásicos, “The Mercy Seat” y “City Of Refuge” hicieron cantar al público a todo pulmón, para finalmente despedirse con la esperanza hecha tristeza de “Rings Of Saturn”. Difícil es describir el océano de sensaciones por el que nos hicieron viajar Nick Cave & The Bad Seeds. En estos tiempos donde se pide que dejemos de idolatrar ciegamente a nuestros referentes, porque son personas igual que todos nosotros, pareciera que el argumento se va a piso con la figura de este romántico de la muerte. Al menos, por más de dos horas estuvimos frente a un santo. Un artista que hace milagros con cada verso que nos canta y que nos lleva a una catarsis imposible de describir, donde la racionalidad se pierde por completo y donde lo único seguro es que las sensaciones de aquella noche perdurarán por siempre en el recuerdo de esos privilegiados testigos.

by Mato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s