[Review] Corrosion Of Conformity – No Cross No Crown

La historia de Corrosion Of Conformity es compleja. A lo largo de su carrera ha sufrido de diferentes transformaciones e incluso resurrecciones como lo fue durante los 80’s, donde buscaron su propia identidad y no fue hasta la entrada de Pepper Keenan que lograron el sello que los caracteriza. Ese stoner rock sureño con riffs demoledores que marcaron toda la época noventera de la banda y que finalmente se fue debilitando hasta la salida parcial del mismo Keenan en 2006. La banda tuvo que luchar por salir adelante después de un período difícil, en forma de trío. Hasta que el hijo pródigo volvió en 2014 y este año por fin se concretó en una producción.

coc_portada.jpg

“No Cross No Crown” le trae aire fresco a la banda, algo que no gozaba hace unos 20 años. Sí, seguían activos y haciendo shows de gran nivel, pero hacía falta nueva música que estuviese a la altura de COC. Desde el comienzo con “The Luddite” nos muestran que están sedientos de rock & roll, lanzando riffs por doquier y sin mostrar misericordia. Sin pausas, “Cast The First Stone” acelera las cosas y nos traslada a unos sonidos más “oreja” y claro, con la intensidad a mil.

Un inicio sin respiro y que se escucha rehabilitador. No podíamos esperar menos, si estamos frente a la formación que lanzó ese espectacular “Deliverance” en el ya lejano 1994. Por otro lado, son interesantes las introducciones que anticipan a distintas canciones de esta producción, como lo son “Novus Dous”, “Matre’s Diem” o “No Cross”. Ayudan a dar fluidez a la placa, casi como si se separara por actos. Y justamente la última mencionada antecede a la sabbática Wolf Named Crow”, donde el stoner aparece en su máxima expresión e incluso muta a sonidos más orientales y dando como resultado uno de los puntos altos de este trabajo.

back.jpg

También es una producción llena de contrastes, porque los muchachos de Carolina del Norte pasan de canciones pesadas, casi coqueteando con el Sludge, hasta otras más directas que perfectamente podrían ser singles radiales como “Little Man” y “Forgive Me”. Y si de contrastes se trata, “Nothing Left To Say” con sus arpegios psicodélicos nos hace cerrar los ojos y trasladarnos a tierras desérticas, hasta que la banda golpea con fuerza en unos coros memorables. Otro punto alto del disco.

banda.jpg

Ya en recta final “E.L.M.” suena como un crossover entre Black Sabbath y Thin Lizzy, lo cual es espectacular y es un golpe directo al mentón. ¿Querían Sludge? COC nos lo da y de la manera más oscura posible con “A Quest To Believe (A Call To The Void)” (pedazo de título). Porque es darle broche de oro a la placa, con riffs muy gruesos que dejarán con el cuello resentido a varios fanáticos y un toque épico con las armonías a cargo de las guitarras gemelas. Y por si faltara algo, los norteamericanos cierran con una espectacular versión de “Son And Daughter” de Queen, trayendo toda la artillería del sur de los Estados Unidos. Luego de tanta adversidad y transformación que ha tenido que pasar Corrosion Of Conformity, parece que el camino vuelve a ser sólo luz. La banda suena fuerte, con hambre de seguir a una nueva época que trae los mejores elementos del pasado y lo ajusta a estos tiempos. Con trabajos de este nivel, solo esperamos que la bandera stoner de COC flamee con furia por muchos años más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s