[Review] Violent Passion Surrogate en MiBar (21.04.18)

Había una banda que hace rato teníamos ganas de ver en vivo, y que nunca podíamos coincidir, que era Violent Passion Surrogate. Desde que escuchamos su disco a mediados del año pasado, quedamos marcando ocupado. Y cuando los caminos del destino se juntan, hay que puro aprovechar. Y eso sucedió la noche del sábado 21, cuando pudimos alcanzar a llegar para verlos tocar en MiBar.

Ellos se complican la vida solos. Pero no de mala manera. Son una tremenda banda, y que con su álbum debut dejaron una vara super alta para cada cosa que hagan, desde ringtones para celulares hasta cualquier show en vivo, por piola que sea. Así que lo obligan a uno a exigirles que toquen la raja y suenen así de demoledores como en el disco, que fue de lo mejor que escuchamos el 2017. Y para que andamos con cosas, en menos de una hora y con nueve canciones bastó y sobró para que nos dejaran peinados para atrás y casi con convulsiones.

“Tarro con partes melódicas”: Así mismo se definieron ellos. Y medio en joda, medio en serio, harta razón tienen. El chiste es que nos impresionaron. La apuesta de ellos es super alta, y la cumplen a toda raja. Sobre bases y con una velocidad para tocar de verdad demencial, no por ir tan rápido dejan de crear melodías y sonidos reproducidos a toda raja. Es como ser atacado por cuatro flancos: guitarra, bajo, batería y voz. Los cuatro desde su puesto entregan un show demasiado poderoso. Te hacen sentir la furia y potencia de un tren gigantesco descarrilado, que pareciera está sin control, pero tienen todo en sus manos y lo manejan a su antojo. Bajo y guitarra sonando a mil, la batería le da durísimo y sin misericordia, y la voz desgarrada como si no hubiera mañana. Yo cacho que todos los miembros de VPS son más o menos flacos porque tocar así, de más que es tremendo ejercicio y la mejor dieta ever.

Esa noche en MiBar quizás no escuchamos lo mejor posible las voces, que tienen ese matiz bacán que transita entre lo gutural y melódico, pero igual no dejamos de cantar lo que podíamos, porque cuesta llevarles el ritmo, pero no hay ningún show en la vida que sea perfecto. Además que son muy empáticos y tratan de que uno lo pase bien hasta más allá de lo musical, y eso sumado a un local que es muy cómodo para ver cualquier show y que generalmente suena bien y tienes buena visibilidad, al final hace que hasta se te entibie la chela de tan pegado que te tienen estos enajenados de Violent Passion Surrogate cuando tocan temas como Eternal Oblivion, Fear Index o Shadow Gobernment.

De verdad lo pasamos muy bien viendo a una tremenda banda que en estudio suena la raja, y en vivo es capaz de hacerlo aún mejor. El piso que se ponen es alto, y no les queda chico, porque llegan aún más arriba. Cuesta sonar así de potente, rápido y descomunal, pero vimos que se puede, y a toda raja. ¡Camón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s