[Review] Green Day en Chile: Vivir el ahora con pasión y locura

Si alguien busca animador para su matrimonio, bautizo, kermesse, despedida de soltera o aniversario de junta de vecinos, no lo duden. Billie Joe Armstrong es la persona indicada. Porque en dos horas y cuarenta minutos, el vocalista y frontman de Green Day se encargó de mantener la energía viva, hacer reír, jugar, cantar y volverse locos a todos los que fueron a ver a la banda al Estadio Bicentenario de La Florida este domingo, transformando un concierto de punk rock en una fiesta entretenida y a toda raja. La música termina siendo la perfecta excusa para desbordarse y olvidarse de todo lo que pasa en el mundo y a cada uno de los asistentes, sin importar edad, sexo, tamaño o cuenta corriente.

El recinto estaba lleno en sus graderías, y la cancha casi a tres cuartos de su capacidad, y casi a las 20 horas, como estaba pauteado, comenzó el tercer show de la banda californiana en Chile. Y si alguno de ustedes fue a uno de esos memorables conciertos anteriores, puede decir que la intensidad y el desquiciamiento fue igual o mejor que las veces previas. Y si no pudo verlos en sus venidas pasadas, puede quedarse tranquilo, porque vió uno de esos conciertos que te hacen agradecer hasta el último peso con redondeo gastado por adquirir una entrada. Quien escribe puede apostar hasta la casa del perro a que no habrá ninguna queja en el Sernac por el show de Green Day la tarde/noche de este domingo 12 de noviembre, porque bastaba ver la cara de satisfación, alegría y cansancio sudoroso de quienes abandonaban el estadio post show. Y puta que se agradece salir de un concierto que te hace vivir así la experiencia de la música en vivo. No se necesitó ser el fan más ultra, o saberse todas las letras de las canciones de memoria (o con ayuda de Wikipedia), ya que todos lo pasaron increíble.

“Live right now” es la invitación de Green Day mientras tocaban “Boulevard of Broken Dreams”. A dejar de lado los videos, las fotos, el posteo para Facebook, Instagram o Twitter. A disfrutar el minuto, a vivirlo a concho. Y el personaje que firma los cheques como Billie Joe Armstrong traspasa lo que tienen junto a sus eternos colegas Mike Dirnt en bajo y el enajenado Tré Cool en batería, y te invitan a vivirlo en conjunto. Gesticula, hace cantar, corear, saltar, huevear a todos los presentes. Juguetea, grita, salta, hace subir a varias personas del público durante el concierto, para tomar el micrófono y cantar sobre el escenario, y que disfruten y payaseen junto con ellos, mientras comandan las canciones hasta que terminando, se lanzan sobre el público que los recibe como héroes. Hasta un afortunado sube a tocar guitarra junto con la banda, y como suelen hacer, la experiencia no sólo termina con la canción, sino que se lleva la guitarra de regalo.

Green Day es una banda que tiene casi 30 años funcionando, y da lo mismo si los insanos en el público tienen 15, 30 o 45. La edad importa un carajo, porque el show está hecho para todos los tipos de seguidores de la banda, de cualquiera de sus épocas. Eso hace que todas las canciones sean coreadas, da lo mismo si en perfecto inglés o su versión chamullensis, pero todos terminan con la garganta hecha bolsa. Aunque la excusa para la visita de la banda es el tour promocional de su disco de 2016 Revolution Radio, repasan en 29 canciones y casi tres horas gran parte de su discografía, poniéndole énfasis en las que la gente conoce y disfruta bastante. La banda que hizo retornar a las radios el punk adolescente en los 90, aún tiene mucho que decir, contar y mostrar en canciones, a pesar del paso del tiempo. Las consignas no son sólo sobre la abulia y el desgano propios del final de la adolescencia, sino que hoy van más allá y también abarcan la política y la porquería en que puede transformarse este mundo a veces.

El grueso del concierto se lo llevan los temas de American Idiot y Dookie, junto con el disco nuevo que da nombre a la gira. Pero hay para todos los gustos, con un segmento para covers e himnos universales, como Shout, Hey Jude y Satisfaction, a la locura y pasión desatada en Longview, Hitchin’ a Ride, She, Basket Case, Holiday o Minority, para terminar con la tranquilidad y delicadeza de 21 Guns y Good Riddance (Time of Your Life) en versiones acústicas. Harto confetti, papeles y globos volando por los aires, fuego desde el escenario y desquicio generalizado en una fiesta con todo, que se la juega por la entretención y la experiencia lúdica, con resultados a toda raja, porque logra que todos se suban al mismo carro y no se den cuenta como pasa la hora durante los 160 minutos de concierto. Te puede gustar o no Green Day o sus canciones, pero independiente de eso, hasta los tipos que revisan las mochilas y que cortan los tickets tenían cara de que la estaban pasando bien. Y ese detalle, no es menor. Y sí, puta que nosotros lo pasamos increíble también.

Setlist Green Day /Estadio Bicentenario / 12.11.2017

01.Know Your Enemy

02.Bang Bang

03.Revolution Radio

04.Holiday

05.Letterbomb

06.Boulevard of Broken Dreams

07.Longview

08.Youngblood

09.2000 Light Years Away

10.Stuck with Me

11.Geek Stink Breath

12.Nice Guys Finish Last

13.Hitchin’ a Ride

14.Waiting

15.When I Come Around

16.She

17.Minority

18.Are We the Waiting

19.St. Jimmy

20.Knowledge

21.Basket Case

22.King for a Day

23.Careless Whisper / Shout / Always Look on the Bright Side of Life / (I Can’t Get No) Satisfaction / Hey Jude

24.Still Breathing

25.Forever Now

Encore:

26.American Idiot

27.Jesus of Suburbia

Encore 2:28.21 Guns

29.Good Riddance (Time of Your Life)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s