[Review] Robert Plant – Carry Fire

Robert Plant es de esos artistas que lograron tocar el Olimpo y que hoy en día no tienen ninguna necesidad de demostrarle nada a nadie. Pero aun así aquí está, lanzando nueva música de manera regular, porque el hambre por crear lo sigue llamando. Y en esta ocasión nos presenta Carry Fire, su nueva placa y donde lo acompaña su banda The Sensational Space Shifters, los mismos que estuvieron junto a él en sus últimas visitas a nuestro país.

Este nuevo álbum sigue la misma línea de lo que fue su trabajo anterior, Lullaby And… The Ceaseless Roar de 2014, es decir, melodías con mucho folk y esa onda exótica que tanto ha caracterizado a Plant. De su clásica banda que todos amamos, poco y nada, ya que su plan desde hace muchísimo tiempo ha sido mirar hacia adelante, por lo que las viudas de Led Zeppelin tendrán que seguir de largo. Y esto se hace notar de inmediato en las canciones que abren los fuegos, The May Queen y New World…, fiel a su estilo contemporáneo nos transporta hacia atmósferas áridas y también nos regala un poco de rock clásico, sobre todo en la segunda canción. Esta tendencia se consolida con Season’s Song y Dance With You Tonight, que pareciera que nos invitara a disfrutar en una terraza, junto a una cerveza y la mejor compañía, de estas melodías que llegan a ser hipnotizantes y relajantes.

Resulta que el Plant de 2017 es un hombre inteligente. Tiene total conocimiento que su voz no le permite llegar a esas inalcanzables notas de los primeros discos de Led Zeppelin, por lo que no lo emula en ningún momento. Si no más bien, utiliza los recursos con los que cuenta hoy en día de una manera muy prolija, jugando mucho con la sensibilidad vocal y haciendo que su banda sea tan protagonista como él en cada una de las canciones. Y esta fórmula funciona de gran manera en esta placa en canciones como A Way With Words, creando suavidad y emotividad en cada nota, o también en la homónima Carry Fire, donde los pasajes exóticos toman más fuerza que nunca y nos trasladan a vastas zonas desérticas del medio oriente. Y a los Space Shifters también les gusta mover el esqueleto y se tornan más rockeros en Bones Of Saints, donde se siente mucho el sonido vintage de la vieja escuela.

En la recta final de este álbum destaca Bluebird Over The Mountain que incluye la colaboración de Chrissie Hynde, la emblemática cantante de The Pretenders, donde su voz suena sensacional dentro de la onda de Plant, dándole un plus incluso sensual. Y para el final, la melancólica Heaven Sent, donde se juega con muchos efectos de guitarras y unos sutiles teclados que logran lo que ha sido la tónica de todo este álbum, que sea una canción envolvente e hipnotizante.

El nuevo trabajo de Robert Plant sigue el camino de lo que ha mostrado en el último tiempo, melodías atmosféricas cercanas al folk, que se mezclan con una pizca de rock de la vieja escuela, pero con la gracia que se las arregla para que la fórmula siga sonando fresca y muy vigente. Quizás algo que se extrañó en esta placa fue la inclusión de alguna canción más blusera, pero no opaca en nada de lo que nos presentó Plant. Perfectamente podría haberse retirado hace diez años, viviendo de los frutos del pasado, pero la llama por crear sigue viva, y contra eso sólo le queda poner su máximo esfuerzo para regalarnos álbumes como el que acaba de estrenar, porque quizás su voz no sea la misma de aquella época de oro, el paso de los años no es gratis, pero su espíritu sigue tan vigente como siempre.

 

By Mato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s