Devastador: Chris Cornell, vocalista de Soundgarden y Audioslave, ha muerto a los 52 años

Despertar así, y por más que uno trate, cuesta creerlo. Pero es verdad. Chris Cornell, vocalista legendario de Soundgarden, Audioslave y Temple of the Dog, ha muerto. Esta madrugada fue encontrado su cuerpo sin vida en la habitación del hotel en Detroit donde se encontraba, tras un concierto que realizó anoche junto a su banda madre, Soungarden.

Su representante expresó en un comunicado de prensa que la muerte de Cornell fue súbita y repentina, no entregando mayores detalles al hecho. Su familia y su esposa están en shock, mientras la policía local está investigando el caso como un posible suicidio por algunos “indicios básicos encontrados en la escena”.

Además se señaló que la esposa del artista llamó anoche a un amigo de la familia para que lo fuera a chequear al hotel donde se alojaba, luego de perder contacto con él, y fue justamente esa persona la que lo encontró muerto en el baño del hotel MGM de Detroit.

Horas antes del concierto, Cornell publicó en twitter una foto del recinto donde tocaría, señalando “estar feliz de vuelta, en la ciudad del rock”.

Ícono, voz inconfundible y parte importantísima del sonido que marcó a toda una generación, Chris Cornell fue fundador y cantante de Soundgarden, banda que junto a Nirvana, Alice in Chains y Pearl Jam son consideradas las piedras angulares del grunge, y la música de los noventa. Además, en esos años también formó parte de Temple of the Dog, junto a miembros de Pearl Jam. En 2002, junto con los miembros de Rage Against The Machine tras la salida de Zack De la Rocha, formó Audioslave y grabó tres discos. También tenía una carrera solista con la que giró por el mundo, que lo trajo a Chile en cuatro oportunidades, siendo la última a fines del año pasado, tocando de forma acústica junto a una orquesta en el Teatro Municipal de Santiago, en tres shows completamente vendidos.

Estamos todos devastados con la noticia. Se va uno de los grandes. Quizás, una de las mejores voces del rock. Puta, la pena es enorme. Una parte de nuestra vida e historia musical acaba de irse. Eso sí, sus canciones jamás se apagarán, y sonarán más fuerte aún a partir de ahora. Rest in peace, Chris…

Nadie puede decir qué pasaba por la mente de Cornell antes de su muerte, pero los fanáticos notaron que el frontman puede haber dado una “incomprensible” pista en la última canción que cantó sobre el escenario. Horas antes de ser encontrado sin vida en su hotel, Cornell daba un show en Detroit que terminaba con Slaves & Bulldozers. Sin embargo, el vocalista mezcló ese himno del Badmotorfinger (1991) con In My Time Of Dying de Led Zeppelin.

La canción, que hace referencia a los pensamientos de un hombre antes de fallecer, solo agrega un nuevo elemento a el sorpresivo final de que Cornell nos deja. Puedes ver el video a continuación:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s