[Review] Simio e Ignacio Inder mostrando su nuevo material en MiBar

La noche del viernes fuimos a refrescar la garganta con unas saludables cervezas en MiBar, y aprovechamos de poner oreja a Ignacio Inder y Simio, los artistas encargados de poner rock y desmadre a la jornada, y acá les contamos que tal estuvo todo eso. Y si, estaban bien buenas las cervezas.

IGNACIO INDER

Este cabro medio chascón, medio pelado, se las trae. Entre temas instrumentales y canciones en formato clásico, sabe sacarle provecho a lo que tiene y se gana honrada y justamente los aplausos de los contertulios del local de turno. Lo suyo es crear paisajes y texturas haciendo sonar los instrumentos junto a su banda. Como andar arriba de una moto y disfrutar de la vista y la carretera. Viajar según el camino, a mil o tranquilo por las curvas o disfrutando del entorno. Inder y su banda ponen el motor en marcha y te invitan a acompañarlos en su viaje.

Pasa desde el thrash más descomunal al blues más íntimo sin descaro, y de forma fluída. El apoyo de la armónica en algunas canciones les da un toque bien especial, como acompañando cual fiel partner a los temas.

Aprovechando de mostrar batero nuevo, Ignacio Inder y su banda no solo chasconean, sino que además lo hacen con estilo. Puta los cabros buenos.

SIMIO

La jornada era especial para Simio, ya que aprovechaban de mostrar las canciones nuevas que formarán parte de su próximo EP, y la ocasión la aprovecharon al máximo. Sin mayores preámbulos, se lanzaron de partida con el material nuevo, que mostraba en qué andan ahora.

Fieles a su estilo, hard rock de escuela clásica, ellos trabajan las canciones desde la emoción. Y eso lo traspasan mediante la música. Puedes compartirlas o no, eso ya depende de cada uno y sus gustos, pero no dejan de transmitir intensidad en cada melodía, sea más calmada o cuando le ponen pie firme al acelerador. Las nuevas canciones van por el lado del recuerdo de algo anterior, y salen desde la guata. No todos los días amanecemos igual. Unos bien, otros mal, otros con ganas y otros pajeros a morir. Y en eso, las canciones son transparentes, sacando desde la tripa lo que los lleva a pararse frente a un escenario y exponerse desde la perspectiva de la música, como si fuera la última vez que pueden tocar una canción, aunque el público esté pensando en la inmortalidad del cangrejo.

Después entregaron parte de su material antiguo, más rockero y al hueso, aprovechando también la ocasión para hacer un cover del “Rock & Roll” de Led Zeppelin junto a Ignacio Inder, donde todo se desordenó y nos dejaron a todos vueltos locos, haciendo fila para reponer las chelas en la barra después de semejante versión. El show fue potente y contó con la aprobación de la mayoría de los presentes, y al final, la banda aprovechó de anunciar que el Tama, su baterista, se alejaba de la banda, al menos sentado con las baquetas, lo que le dió su toque emotivo a la presentación de la noche. Simio se las trae. Quizás son demasiado ordenados y compuestos a veces, pero no dejan de ser sinceros y entregarse con todo arriba del escenario. ¡Se ganaron otro salud!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s