Kurt Cobain: El día en que nació una leyenda

En los años noventa, el café era muy malo pero a nadie parecía importarle. Los videojuegos eran menos sofisticados, Internet iba muy lento y los móviles se movían poco. En aquellos años, la música aún era la gran forma de significación de la juventud. Las cosas sucedían una detrás de la otra y ser joven implicaba tomar decisiones. Los noventa fueron la última década con nombre. Después, ya nadie osó utilizar el decenio como unidad de medida pop.

Aquellos años empezaron con la caída del muro de Berlín y terminaron con los atentados del 11 de septiembre. Fue un tiempo que se vivió con la felicidad que conlleva no tener enemigo. Los comunistas se habían disuelto en 1990 y los yihadistas no se convirtieron en amenaza tangible hasta 2001. Con el fin de hacer de contrapeso a tanta ligereza, en Seattle unos muchachos desaliñados y algo tristones crearon una cosa llamada Grunge. Todo iba bien, pero alguien quería morirse…

Kurt Cobain

El 20 de febrero de 1967 nace Kurt Donald Cobain en la localidad de Aberdeen, en Washington. Ese niño, que con los años sería conocido como Kurt Cobain, arrastró a lo largo de toda su vida los problemas de su familia que culminaron con la separación de sus padres cuando había cumplido apenas siete años. Cobain murió siendo todavía un hombre joven, pero pese a muchos de sus problemas (o quizás gracias a ellos) llegó a convertirse en un ídolo musical mundial, aunque nunca quiso serlo.

Kurt Cobain tuvo su primera guitarra a los 14 años, cuando se la regaló su tío. A partir de ese momento la música se convirtió en una constante en su vida y fue una herramienta que le resultó especialmente útil para expresar en parte su complicada personalidad. Con el tiempo decide, junto a su amigo Krist Novoselic, formar su primera banda, a la que llaman Fecal Matter. Pronto Fecal Matter queda corta para las ansias artísticas de Kurt Cobain. Sigue unido a Novoselic para crear un nuevo grupo al que se incorpora el batería Dale Crover. Corren los años 1985 y 86 y Seattle ve nacer los primeros conciertos del mítico Nirvana. Pocos pueden sospechar que alrededor de esta formación y de la misma ciudad se originará una corriente musical que haría historia: el grunge. Ritmos de rock primitivo, sucio y desencantado se convierten rápidamente en un himno para la juventud de los años 80s. Tanto la música como la estética de Cobain y su grupo influyen decisivamente en la sociedad de entonces.

En el año 1988 Dale Crover ha sido sustituido por Chad Channing en Nirvana. Con el nuevo integrante del grupo se graba su primer trabajo discográfico, Nirvana. Sus dos canciones, Love Buzz y Big Cheese, consiguen ser rotundos éxitos y dan un gran prestigio a la formación de Cobain. Con la fuerza que les otorga su buena aceptación empiezan a trabajar en su primer álbum de estudio, Bleach. Los circuitos alternativos de los Estados Unidos empiezan a albergar los conciertos de Kurt Cobain y sus compañeros con temas como About a girl.

En el año 1990 se publica el segundo disco de Nirvana, Nevermind, bajo el sello de la compañía discográfica Geffen. Cobain vuelve a cambiar el batería y es ahora Dave Grohl quien toca en el grupo (actual vocalista de Foo Fighters). Este álbum se convierte en uno de los más importantes de la historia de la música actual al vender más de quince millones de copias. Su single Smells like teen spirit es un verdadero himno para jóvenes de todo el mundo. El éxito rotundo llega a la carrera musical de Kurt Cobain aunque él no deja de lado sus problemas de adicción a la heroína y su personalidad depresiva.

El 24 de febrero de 1992 Kurt Cobain se casa con otra cantante norteamericana, Courtney Love. Fue un matrimonio conflictivo en el que abundan las drogas y la violencia y del cual nacerá su única hija, Frances Bean. En el mismo 1992 ve la luz otro de los discos de Nirvana: Incesticide. Es una recopilación de temas inéditos que solo se oyen en los conciertos en directo del grupo, como por ejemplo Sliver o Son of a gun y el preludio de su último disco llamado In utero.

Los problemas personales de Kurt Cobain son cada vez más importantes y el cantante intenta suicidarse en dos ocasiones, además de ser internado por una sobredosis en el año 1993. El 5 de abril de 1994 muere de un disparo en la cabeza aunque su cadáver no se encuentra hasta tres días después. Sólo tiene 27 años y la versión oficial es que se ha suicidado, aunque las especulaciones sobre un posible asesinato nunca han dejado de oírse.

El documental

Montage of Heck es una película documental sobre el cantante de la agrupación Nirvana, Kurt Cobain, publicada en cines a través del mundo por Universal Pictures y a través de la televisión en los Estados Unidos por HBO el 4 de mayo de 2015, siguiendo una carrera teatral limitada.

El documental está dirigido por Brett Morgen quién ha trabajado en él desde entonces 2007. Ese año, Courtney Love, viuda de Cobain, se le acercó con la idea de realizar el documental. Se trata del primer trabajo de este tipo sobre Kurt Cobain hecho con la cooperación de su familia. Morgen y su equipo tuvieron acceso a los archivos personales de Cobain y familiares. El documental incluye imágenes de varios espectáculos de Nirvana y canciones desconocidas, así como películas caseras, registros, obras de arte, fotografía, revistas, demos y songbooks. Morgen utilizó las entrevistas en la película Lenny como modelo para las entrevistas en la película. El título de la película, Montage de Heck, toma su nombre de un collage musical que fue creado por Cobain con un casete de 4 pistas grabado aproximadamente en 1988, que contiene dos versiones: una de aproximadamente treinta y seis minutos y otra de aproximadamente ocho minutos.Varias escenas de la película fueron animadas por Stefan Nadelman y Hisko Hulsing. La película fue co-producida por HBO Documentary Films y Universal Pictures International Entertainment Content Group.

El trailer del docu que está en Netflix y en la web:

El día en que “casi” vienen a Chile

En una entrevista para el desaparecido programa de TVN, “Sábado Taquilla”, la banda fue consultada sobre las intenciones de realizar un concierto en nuestro país tras sus pasos por Argentina y Brasil. Cualquier persona que en el año 1991 tenía 20 o 30 años, tenía como objetivo musical ver a una de las bandas que, por ese entonces, revolucionaron el mundo del rock: Nirvana.

Con el explosivo éxito de su segundo album Nevermind, la banda se consolidó como uno de los representantes más alabados del género Grunge, en compañía de Pearl Jam y Alice in Chains, entre otros grupos. No obstante, el suicidio del vocalista del grupo, Kurt Cobain, trajo consigo el temprano final de la, por ese entonces, una de las agrupaciones más importantes del mundo. El hecho dejó una serie de deudas con sus fanáticos, como lo fue realizar una gira por Latinoamérica.

Si bien Nirvana supo tocar en Brasil y Argentina, el propio baterista Dave Grohl reconoció al programa Sábado Taquilla que estos shows fueron “viajes de fin de semana”, y no parte de un tour. Por lo mismo, al ser consultado por el periodista Jorge Aedo si les interesaba o si había alguna posibilidad de presentarse en el país, Krist Novoselic (bajista) muy seguro respondió:“Seguro”, ya que Latinoamérica nos dejó una buena impresón”. 

Esta conversación se produjo en el año 1992, pero jamás se pudo repetir. La historia dijo otra cosa y la depresión de Cobain impidió que el trío de Seattle pudiese tocar en varias zonas del mundo, siendo Chile una de esas.

Les dejo la entrevista aquí:

El que sólo recuerde a Nirvana por el suicidio de Cobain, por el balazo en la cabeza o por la heroína, realmente no tiene idea de lo que se vivía en aquella época a nivel mundial (probablemente nacieron en los 90s). El descontento, la depresión, la rabia fueron los que convirtieron a la banda de Seattle en la más importante del mundo; no lo digo yo, lo dicen todos los músicos que vieron como el Grunge se esparcía como un tumor y los dejaba fuera de escena. La letras de Nirvana me acompañaron en los momentos más oscuros de mi vida; me identificaba con Cobain por su historia de rechazo familiar, la rabia y el no querer vivir. Y sí, estuve cerca de jamás escribir aquí. Si lo cuento es porque no siento pena de mi, es la mierda que me tocó vivir. Siempre agradeceré ese cassette que llegó a mis manos por el año 90 y que me hizo entender que lo único que necesitaba para salir de ese infierno donde estaba, era ser fuerte…aún peleo con mis demonios día a día.

Esta imagen, es un listado escrito a mano por Cobain, donde hace un Top 50 de sus álbumes favoritos:

  1. Iggy and the Stooges, “Raw Power”
  2. Pixies, “Surfer Rosa”
  3. The Breeders, “Pod”
  4. The Vaselines, “Pink EP”
  5. The Shaggs, “Philosophy of the World”
  6. Fang, “Landshark”
  7. MDC, “Millions of Dead Cops”
  8. Scratch Acid, “Scratch Acid EP”
  9. Saccharine Trust, “Paganicons”
  10. Butthole Surfers, “Pee Pee the Sailor” aka “Brown Reason to Live”
  11. Black Flag, “My War”
  12. Bad Brains, “Rock for Light”
  13. Gang of Four, “Entertainment!”
  14. Sex Pistols, “Never Mind the Bollocks”
  15. The Frogs, “It’s Only Right and Natural”
  16. PJ Harvey, “Dry”
  17. Sonic Youth, “Daydream Nation”
  18. The Knack, “Get the Knack”
  19. The Saints, “Know Your Product”
  20. anything by Kleenex
  21. The Raincoats, “The Raincoats”
  22. Young Marble Giants, “Colossal Youth”
  23. Aerosmith, “Rocks”
  24. Various Artists, “What Is It”
  25. R.E.M., “Green”
  26. Shonen Knife, “Burning Farm”
  27. The Slits, “Typical Girls”
  28. The Clash, “Combat Rock”
  29. The Faith/Void, “Split EP”
  30. Rites of Spring, “Rites of Spring”
  31. Beat Happening, “Jamboree”
  32. Tales of Terror, “Tales of Terror”
  33. Leadbelly, “Leadbelly’s Last Sessions Vol. 1″
  34. Mudhoney, “Superfuzz Bigmuff”
  35. Daniel Johnston, “Yip/Jump Music”
  36. Flipper, “Generic Flipper”
  37. The Beatles, “Meet the Beatles”
  38. Half Japanese, “We Are They Who Ache With Amorous Love”
  39. Butthole Surfers, “Locust Abortion Technician”
  40. Black Flag, “Damaged”
  41. Fear, “The Record”
  42. PiL, “Flowers of Romance”
  43. Public Enemy, “It Takes a Nation of Millions to Hold Us Back”
  44. Marine Girls, “Beach Party”
  45. David Bowie, “The Man Who Sold the World”
  46. Wipers, “Is This Real?”
  47. Wipers, “Youth of America”
  48. Wipers, “Over the Edge”
  49. Mazzy Star, “She Hangs Brightly”
  50. Swans, “Young God”

Yo me quedo con esto:

“No está sobrevalorado. La furia de la música y las letras de Kurt Cobain eran el inesperado catalizador para el descontento global inherente a la juventud. Nirvana impuso su ley a la industria musical. Cuando ‘Nevermind’ desbancó al ‘Dangerous’ de Michael Jackson del número 1 de ventas en enero de 1992, se alcanzó el punto de no retorno. Su impetuosa creatividad, siempre en permanente ebullición, le llevó a conectar por la vía rápida de la visceralidad con toda una generación”. David Gallardo (crítico musical, El País.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s