Steve Harris: 61 años de una leyenda del heavy metal

Hoy cumple 61 años, según el calendario. Pero sabemos que vivirá eternamente en nuestros oídos y nuestras cabezas chasconas menéandose por todo el tiempo que le quede a este planeta. Porque Steve Harris es más que el bajista de Iron Maiden, es el alma tras Eddie y la Doncella de Hierro.

Fundador de Iron Maiden, bajista, tecladista, compositor principal, ideólogo de la mascota Eddie, segunda voz, productor musical y realizador y editor de los videos en vivo del grupo. Quería tambien vender las entradas a los conciertos y repartir flyers a la salida, pero ya era mucho. Harris es el motor y alma de esta gran banda inglesa.

Es el único miembro que ha estado en todos los discos de estudio, pero eso es casi un detalle estadístico. La gracia de Steve Harris ha sido juntar a una manga de grandes tipos, grandes músicos, pegarles la patá en la raja y echarlos si es necesario, pero cohesionar un núcleo y mantenerlo funcionando como relojito por 42 años, entregando metal del mejor todo este tiempo, con altos y bajos como todos en la vida, pero manteniendo siempre a Iron Maiden en el sitial principal que se merece.

Soportar durante años tanta tontera que eran satánicos, que hacían culto al coleflecha, que la Iglesia Católica hiciera que en lugares como Chile se les prohibiera la entrada al país para poder tocar en concierto, en nada hizo que dejara atrás este gran proyecto musical. Ni su separación matrimonial o la muerte de su padre, megafan de Maiden, lo hicieron renunciar. Un tipo hecho a pulso, que construye canciones en base a libros, cuentos, mitología, historias de vida o muerte, que compone letras y música casi por completo en todas los temas, y que ha sabido mantenerse vigente durante tantos años, merecía más que una torta y los queques para festejarlo en su cumpleaños.

Phantom of The Opera, The Number of The Beast, Rime of The Ancient Mariner, The Trooper, Wasted Years, Moonchild, Powerslave, Seventh Son of The Seventh Son, Blood on The World Hands, The Clairvoyant, Iron Maiden, For The Greater Good of God, y en opinión muy personal, la monstruosa y descomunal Hallowed By The Name, son algunas de las canciones (cada cual podrá aportar a su gusto a esta improvisada lista) que harán que este genio sea recordado por los siglos de los siglos.

Cuanto le debemos a este chascón persistente, autodidacta y virtuoso, generador de un estilo propio y considerado por expertos y colegas como el mejor bajista de la historia del heavy metal. Sonidos poderosos, canciones inolvidables e himnos de nuestra vida llevan su firma, en conjunto con todos sus compañeros de banda. Estuvo a punto de ser futbolista, pero menos mal que Satán provocó que se lesionara cuando joven y se dedicara a la música, donde ha dejado una huella imborrable. ¡Aguante Steve!

Acá los dejamos con el concierto que Maiden grabó en vivo en Santiago en 2011, mostrándole al mundo como se vive en nuestro país el heavy metal al resto del mundo. Y si algún día se lo encuentran en la calle, dénle las gracias por todo y por tanto. Les aseguro que se los agradecerá. ¡Puta el hueón descomunalmente bacán!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s