Historias de Vinyl: El Profe Rockero

Cuando uno se remonta a los años de escolaridad, en casi todos los colegios se podía encontrar esa figura del profe rockero, ese con el que podías hablar de música, el que te recomendaba bandas y, a veces, hasta te prestaba música (Cassette o CD dependiendo del año). Bueno, en mi caso no fue así, nunca tuve un profe rockero (eso sí, teníamos un auxiliar con el que contrabandeábamos música), pero más allá de eso, ahora soy yo quien cumple con ese rol, y desde ahí parte este relato.

Se podrán preguntar qué tiene que ver un álbum de Metallica en todo esto, bueno, es fácil, Metallica es la banda que se ha mantenido en la palestra los últimos meses, desde el lanzamiento de ese álbum que voló rajas a mediados de Noviembre, su reciente presentación en los Grammys (más allá de lo que pueda opinar de la misma), y su próxima visita a Chile en el marco del Lollapalooza, porque es mi banda favorita y soy yo quien está escribiendo.  Ahora la otra pregunta sería “¿por qué el ReLoad?”, eso se debe a que, escribir algo relacionado con cualquiera de sus primeros discos sería algo muy obvio y porque es éste el álbum que me sirve. ¡Y porque estoy escribiendo yo! (Sí, yo).

20170216_184617-1

 

Tal vez al igual que yo, muchos de ustedes que están a finales de sus veintes y comienzos de sus treintas se iniciaron en el Metal escuchando algún disco de Metallica (en mi caso fue el “…And Justice For All”), tal vez lo que no sabe, es que hay generaciones que se iniciaron con el Load o el ReLoad, motivo por el cual le tienen mucho cariño a esos discos. Ésta es la parte en que el clásico fan más hardcore de la banda sale diciendo “Ah, pero esos son puros pendejos posers”, pero allá ellos.

En mi rol de profe rockero, he tenido la suerte de conversar con las nuevas generaciones de fans del Rock y el Metal, y créanme que en sus comienzos no distan mucho de usted o de mí, y me ha dado la chance de presentar bandas que a mí me tomo más de una década tal vez conocer. Cabe mencionar que yo pertenezco a la época de los cassettes re grabados, pasando por los efímeros años de CD, en donde ese compañero que tenía grabador de CDs en su computador era candidato al premio de mejor compañero, después pasé por la época de las descargas de Kazaa y los riesgos de virus que eso podía implicar, hasta llegar a la actualidad, donde todo es inmediato.

20170216_190659-1

La gracia de todo esto, es que las nuevas generaciones, esas que en algún momento han de ser nuestro recambio, no han tenido la obligación de pasar por todo lo que nosotros sí tuvimos, y eso es bueno, porque no les tomará años conocer algunos grupos, no se tendrán que lamentar por no haber ido a ese recital porque en ese tiempo no conocían a la banda y ahora que la conocen ya está separada o uno de sus integrantes está muerto. La gracia aquí es poder pasar la posta, lo que no significa que nosotros nos despidamos de las pistas, sino que podamos convertirnos en los nuevos maestros, en esos Profes Rockeros que alguna vez tuvimos.

¿Y ustedes? tuvieron ese profe rocker en el colegio con el que hablaban de música, o tal vez partieron en el Metal con algún álbum de Metallica como yo, o con algún otro disco, cuéntenos su experiencia, siempre es bueno conocer otras historias…

By Basa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s