The End Tour: Black Sabbath se despide tras cinco décadas de maestría

Si  tienes la chasca larga, la tuviste o siempre la quisiste tener. Si usas poleras negras como uniforme y el metal corre por tus venas junto a las chelas de turno, y si sabes lo que es bueno, tienes que saber que el próximo sábado, 19 de noviembre, viene a tocar en Santiago: Black Sabbath, los padres del heavy metal. Comenzó hace casi cinco décadas con un trueno, un sonido de campana distante y luego ese riff monstruoso que sacudió la tierra. Un sonido de rock pesado jamás oído. En ese momento nació el Heavy Metal, creado por una joven banda que acababa de salir de la adolescencia en Birmingham, Inglaterra. ¡Quién lo habría imaginado!

banda

Y si no lo sabías y andabas paveando, te lo contamos ahora. Lo importante: vienen con su último tour mundial: The End, así que la cita es imperdible. El show es en el Estadio Nacional a las 21 horas y aún quedan algunas entradas, pero sólo para Cancha General y Andes. Así que si no quieres faltar a la cita, apúrate, junta las lucas y parte de inmediato a comprar tu ticket. (Si no quieres correr, puedes comprarlas aquí)

Atinen luego porque quizás sea la última vez que vamos a poder ver en vivo a estas leyendas juntas en un escenario. Ozzy ya no es un “cabro chico” y menos fue un saludable ciudadano y, quien sabe cuanta cuestión se metió durante sus años locos; el guitarrista Tommi Iommi estuvo peleándosela a un cáncer hasta hace poco y, si tomamos en cuenta que este 2016 se están yendo al más allá muchos de los próceres y grandes artistas de nuestra historia moderna, no hay que confiarse. Quién sabe si ésta es la última vez que podamos ver a Ozzy Osbourne corriendo como “playmobil” sobre un escenario, comiendo murciélagos mientras canta Paranoid o tirándose cubetas de agua en la cabeza mientras moja a los que están en primera fila. Aún este año maldito no termina y, ha sido rudo.

Esta será la tercera visita de la banda a Chile. En septiembre de 1994 el grupo se presentó en el primer festival Monsters of Rock junto a Kiss, Slayer y los nacionales de Tumulto en una extraña noche en la Estación Mapocho. Luego volverían en octubre de 2013 para presentarse en un Estadio Monumental absolutamente repleto, donde fueron acompañados por Megadeth.

Como buen show de despedida, imaginamos que el setlist debe ser elegido con lo más pulento y bacán de su historial musical. Y revisando lo que han tocado durante esta gira que partió hace un buen rato, vienen haciendo un show con estas canciones (si no te gustan los spoilers o quieres que sea sorpresa, mira para otro lado)

  1. Black Sabbath
  2. Fairies Wear Boots
  3. After Forever
  4. Into the Void
  5. Snowblind
  6. War Pigs
  7. Behind the Wall of Sleep (with ‘Wasp’ intro)
  8. I.B. (with ‘Bassically’ intro)
  9. Hand of Doom
  10. Rat Salad (with Tommy Clufetos drum solo)
  11. Iron Man
  12. Dirty Women
  13. Children of the Grave (with ‘Embryo’ intro)

Encore:

  1. Paranoid

Si, a más de alguno le gustaría escuchar Snowblind, Sabbath Bloody Sabbath o Electric Funeral, pero si es para dejarlos a todos contentos, deberían estar como 4 horas tocando. No sean llorones y vayan a disfrutar de Black Sabbath. En el 2013, en su última venida a Chile, despeinaron hasta a las señoras del aseo del Estadio Monumental, con un show power, que dejó a todos vueltos locos como por una semana. Suenan como cañón, el apoyo de videos y pantallas gigantes es increíble y, hasta el enajenado que está más lejos del escenario lo disfruta. Ojo con el batero que viene con Black Sabbath. Ozzy, Iommi y Butler son los miembros originales, pero recordemos que Bill Ward (baterista original) se peleó por lucas (así dice el SQP metalero) con el resto de la banda y el que le pega a las cajas es un verdadero ANIMAL. El mundo lo conoce como Tommy Clufetos y ha tocado harto rato con Ozzy en su carrera solista. Hay que decirlo: hace la pega de manera extraordinaria. Lo pudimos ver en Chile hace 3 años y casi lo postulan a alcalde de Ñuñoa con el pedazo de show que se mandó. El solo de batería que se manda en Rat Salad, no es apto para cardíacos, así que atentos con eso.

Atinen y lleguen temprano. Es sábado, así que no hay excusa para atrasarse, porque será una de las fiestas máximas del Heavy Metal. Los teloneros, Rival Sons, son una tremenda banda también, así que échense bloqueador, coman bien, tomen con moderación (traten) y pasen una tarde mágica escuchando a la más grande de las bandas del heavy metal mundial. Hay que despedirlos como corresponde y, simplemente, darles las gracias. \,,/

Solo quedan disponibles Cancha y Andes

Solo quedan disponibles Cancha y Andes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s